Desayuno de quinoa y manzana

Aunque lo ideal es empezar el día con un buen batido o licuado, a veces, en las estaciones frías, nos apetecen otro tipo de desayunos. Por eso os traigo esta receta, para que tengáis una alternativa sin gluten al tradicional porridge hecho con copos de avena, que, por cierto, aunque es muy bueno par algunas cosas, crea mucosidad. Así que si estás resfriado, olvídate de la avena por un tiempo.

Este porridge está hecho con un pseucereal entero, que es la mejor manera de tomar cereales (y pseudeocereales). Tomamos el grano entero, con su salvado y su germen para mantener toda su vitalidad intacta y poder obtener todos los beneficios de sus nutrientes. Y recuerdo esto sólo por si acaso, porque seguro que ya no hay nadie por aquí que aun compre cereales refinados ¿verdad? 😉

Como también ya sabrás, el cocinar los alimentos nos hace perder una parte de sus propiedades y, aunque no hay que obsesionarse, puedes preparar esta receta de manera que mantengamos casi intactos sus beneficios. Pero también te dejo la versión tradicional y “fácil”, en el caso de que no tengas tiempo.

porridge_de_quinoa

Devuelve la vida tus cereales y semillas
En este post ya te expliqué los básicos para activar tus semillas y por qué es de (vital) importancia que te acostumbres a hacerlo. Si no lo tienes muy presente, no pasa nada, hoy repasamos y aplicamos la teoría a un caso práctico, el del porridge de quinoa en su versión cruda.

En realidad, este paso no es imprescindible para hacer la receta de hoy, puedes cocinar la quinoa sin remojar ni germinar. Pero si quieres hacerlo perfecto (y tienes tiempo) te recomiendo que la actives y la germines, porque realmente los beneficios nutricionales se multiplican muchísimo si lo haces: mejor digestión, más aminoácidos, vitaminas, minerales, oligoelementos…

Te recuerdo cómo activar y germinar:

  1. Pon en remojo la quinoa durante la noche.
  2. Por la mañana, escurre el agua y deja la quinoa sobre un colador que habrás colocado sobre un bol para ir drenando el agua que vaya soltando. Cubre el colador con un trapo o una tapa, para que no le de la luz a la quinoa. Puedes ir remojando con agua filtrada la quinoa cada 3-4 horas.
  3. En aproximadamente 24h verás que a la quinoa le sale una colita, está germinando. No hace falta que la dejes germinar más.
  4. Deshidrata la quinoa en una deshidratadora o, en su defecto, en un horno a la temperatura mínima y con la puerta ligeramente abierta para que circule el aire. El tiempo depende del horno, de la humedad del ambiente… Sólo asegúrate de que queda bien seca antes de guardarla, para que no se eche a perder.
  5. Almacena la quinoa en un bote de cristal.

porridge_quinoa

Al deshidratarla, la quinoa (y también pasa con el trigo sarraceno y las semillas) queda ligeramente crujiente, como un cereal hinchado. Puedes consumirlos directamente así o, si lo prefieres, puedes remojarlas por un par de horas antes de usarlos.

Vamos con la receta en sus dos versiones

1. Versión rápida sin germinar ni deshidratar

COMPOTA DE MANZANA

Esta es la versión de una amiga mía. Me encanta porque es muy suave y dulce y porque huimos un poco de la típica compota con canela y piel de limón.

Ingredientes

  • 2 manzanas peladas y sin semillas
  • 1/4 de taza de pasas
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación
En una olla pequeña de fondo grueso pon las manzanas troceadas con un poquito de sal, las pasas, y la raspadura de vainilla, pon también la vaina para que le de sabor, luego la quitamos. Añade un fondo de agua filtrada y cocina tapado hasta que la manzana se ablande y se deshaga.

PORRIDGE DE QUINOA

Ingredientes

  • 1/2 taza de quinoa
  • 1 y 1/2 tazas de agua
  • 1 taza de leche vegetal (almendra, arroz, cáñamo, …)
  • 2 c.s. de pipas de calabaza (crudas o tostadas en esta versión)
  • Endulzante a gusto (prueba primero, quizás no lo necesites)
  • 1 pizca de sal

Preparación
Hierve la quinoa con el agua hasta que esté cocinada, una 1/2 hora es suficiente. Mezcla el endulzante (si lo vas a usar) y la pizca de sal en la leche vegetal.
Monta el plato: añade la leche a la quinoa y decora con la compota de manzana y unas pipas de girasol.

dasayuno_de_quinoa

2. Versión raw

CRUDI-COMPOTA DE MANZANA

Ingredientes

  • 1 manzana con su piel
  • 5 dátiles remojados en agua tibia durante una hora como mínimo
  • Unas gotitas de limón
  • 1 c.p. de canela
  • 1 pizca de sal

Preparación

Es mejor prepararlo al momento para que la manzana no se oxide. Tritura todos los ingredientes o, si prefieres otra versión más crujiente. Puedes rallas la manzana y añadir el resto de ingredientes (los dátiles troceados muy pequeñitos)

CRUDI-PORRIDGE DE QUINOA ACTIVADA

Ingredientes

  • 1/2 de taza de quinoa activada, germinada y deshidratada
  • 2 c.s. de pipas de calabaza activadas
  • 1 taza de leche vetetal al gusto
  • Endulzante de calidad al gusto: azúcar de coco, sirope de agave o panela.
  • 1 pizca de sal

Preparación
Mezcla el endulzante y la pizca de sal con la leche y en ella remoja la quinoa durante toda la noche, puedes añadir también las pipas de calabaza si no las tienes activadas y deshidratadas.

Al día siguiente prepara la cruda compota y añádela a la manzana.

Ya está. ¡Espero que lo disfrutéis mucho!