Granola con chips de chocolate

Hoy te dejo por aquí una receta sencilla y muy útil. Los mueslis o granolas preparados, además de ser bastante caros si los compras de buena calidad, suelen tener algunos ingredientes que no nos hacen nada bien, sobretodo azúcares y grasas vegetales de dudosa procedencia que, como verás en esta receta, son totalmente inncecesarios.

Te recomiendo hacer una buena dosis de este muesli porque no durará mucho en casa. Es crujiente y delicado a la vez, perfecto para tomar con leches vegetales, batidos o bols… O simplemente para picar cuando tienes ganas de algo dulce y saludable.

receta muesli chips chocolate

Te dejo la receta por aquí =)

Continue reading

Muesli pim-pam

Comer sano no es sinónimo de complicarse. Las complicaciones están más ligadas a las costumbres que tenemos en la cocina y en el paladar, que al trabajo en sí a la hora de preparar los alimentos.

Muesli pim-pam Muesli pim-pamPero una vez has hecho ese “click” y has cambiado algunos hábitos, se abren un sinfín de posibilidades en tu cocina. No lo digo para convencerte. Para mi sería fácil ahorrarme estas parrafadas y limitarme simplemente a publicar recetas, pero como el motivo de este blog es compartir mi experiencia y hacer que tu nueva alimentación sea la mejor para tí, pues aquí estoy escribiéndote. Si consigues entender en qué consiste la Dieta que Cura, abrirás una nueva puerta hacia tí mismo, hacia tu creatividad. No existe sólo una fórmula correcta de cocinar o entender la alimentación, no hay métodos más o menos complejos o laboriosos. Todo depende de si entiendes o no las pautas básicas de la línea que sigues.

Muesli pim-pam

Un buen ejemplo de esto es la receta de hoy, el muesli pim-pam. Ni se cocina, ni se crucina ni prácticamente se hace nada, por no complicarse, ni siquiera se mancha mucho. Si quieres quejarte de algo de esta receta, quéjate de que los ingredientes son raros, pero lo serán sólo si no has hecho ese “click”. Si ya estás experimentando con la Dieta que Cura, serán ingredientes familiares y que ya deberías tener por casa, al menos buena parte de ellos.

Este muesli te arreglan un desayuno, una merienda o un ataque de “¡quiero comer ya!”. Lo puedes usar como los cereales “tradicionales” echándolos en tu leche vegetal preferida, pero también en bols saludables, yogures veganos o macedonias de frutas, o helados… en realidad no hay reglas. Cómelo como quieras.

Muesli pim-pam

Ingredientes
2 tazas de arroz integral inflado (sin azúcar)
1 taza de trigo sarraceno activado y deshidratado
5 higos secos troceados (de los que no van rebozados en harina, que esos tienen gluten)
3 c.s. de coco rallado
3 c.s. de coco en escamas
3 c.s. de bayas de goji
7 nueces del brasil cortadas en trozos pequeños (mejor activadas y deshidratadas)
3 c.s. de avellanas crudas o tostadas cortadas en trozos pequeños
1 c.s. de azúcar de coco
1 pizca de sal

Preparación
En un bol pon todos los ingredientes y mezcla bien con las manos. Mete el muesli en botes de cristal herméticos y guárdalos en la nevera.

Ya está. Pim-pam.

Crudi-granola de chocolate

Lo tengo que confesar: me pierde el dulce y el chocolate. Al cambiar de alimentación pensé que se habían acabado los caprichos y, aunque lo tenía muy claro porque mi salud pedía a gritos que los dejara, tenía momentos de “¡socorro! ¡quiero chocolate!”. En poco tiempo aprendí como adaptar recetas que me encantaban a mi nueva vida saludable. Como esta crudi-granola de chocolate que está más buena que cualquier granola comercial que puedas comprar por ahí.

Al ser raw (cruda) mantiene todas las propiedades del sus ingredientes, como el cacao, la algarroba o el trigo sarraceno. Los endulzantes son naturales y con un índice glucémico más bajo que el del azúcar, además son más alcalinos que ésta y contienen más minerales que nos permite fijar y absorver mejor todos los nutrientes que nos aporta la granola.

Crudi granola de chocolateTe dejo el paso a paso para que veas que es bastante fácil. También te animo a que la vayas cambiando a tu gusto, cuando la hagas varias veces tendrás la soltura suficiente para hacer de tu crudi-granola un snack único cada vez.

¡Vamos allá!

Ingredientes
2 tazas de trigo sarraceno activado, germinado y deshidratado
1/2 taza de sésamo activado y deshidratado
1/2 taza de copos de coco
1 taza de moras blancas
1 taza de pasas
1 taza de avellanas crudas
1/4 taza de aceite de coco
1/4 taza de cacao crudo en polvo
1 cucharadita de algarroba cruda en polvo
1/2 taza de melaza de arroz / sirope de agave crudo
1 pizca de sal

Opcional: cacao nibs, azúcar de coco.

Preparación
Para esta receta has de tener el trigo sarraceno a punto (activado, germinado y deshidratado) y también el sésamo, que no se germina, pero sí se activa y deshidrata. Asegúrate de que no has comprado sésamo tostado, sino no lo podrás activar. Mi consejo es que tengas cereales y semillas activados y deshidratados en la despensa para agilizar tus recetas. Si no sabes cómo hacer este paso, lee este post.

Empezamos con el preparado para maltear el trigo sarraceno. Para no perder las propiedades de los ingredientes, trabajaremos al baño maría y a fuego suave. Pon una olla con un poco de agua hirviendo, coloca un bol de cristal sobre la olla de manera que el fondo esté cerca del agua, pero que no quede sumergido. (tal y como puedes ver en las fotos).

paso1Empieza por derretir el aceite de coco, luego añade el endulzante que hayas elegido. La melaza de arroz no es raw, así que si quieres mantener la receta estrictamente cruda, utiliza sirope de agave crudo. Mezcla bien y luego añade el cacao y la algarroba. Te quedará un líquido un poco denso pero no muy espeso.

paso2Retira el bol del fuego y añádele el trigo sarraceno y el sésamo, mezcla muy bien hasta que la mezcla cueste un poco de manipular. Añádela a un recipiente de cristal y deja que se temple unos minutos, luego mételo en el congelador. ¡Atención! ¡Sólo necesitas unos 5-7 minutos de frío! Queremos que la mezcla quede compacta y chiclosa, pero si te pasas no podrás trabajarla ni romperla. En esos minutos, preparamos los ingredientes secos. En un procesador de cocina tritura muy poquito las avellanas para que se partan en trozos grandes, añadelas a un bol. Tritura ahora las moras blancas con la mitad de las pasas, tienen que quedarte también a trozos más o menos grandes. Añade la mezcla al bol de las avellanas y acaba por incorporar el resto de ingredeintes secos: el coco, las pasas que quedaban y la pizca de sal.

paso3Saca el trigo sarraceno del congelador y añádelo al bol de los ingredientes secos, mezcla muy bien, rompiendo el trigo sarraceno para que se formen bolitas o trocitos de aproximadamente unos 2 centímetros de diámetro. Quizás prefieras hacer este paso con las manos. En este punto, cuando ya los ingredientes estén bastante bien mezclados, añade una cucharada sopera de cacao y mezcla bien, eso hace la granola menos pegajosa y se queda más compacta, si eres un poco goloso, puedes añadir también una cucharada de azúcar de coco.

Crudi granola de ChocolateCuando acabé con este paso, se me ocurrió añadir cacao nibs a mi granola. ¡Queda buenísima! Cómo ves, es bastante versátil… Podrías también añadir canela, ciruelas, dátiles troceados, almendras… o, si no te importa que contenga gluten, unos copos de avena.

Guárdala en un bote de cristal en la nevera, así queda más crujiente. Aguanta bastantes días, pero seguro que no podrás resistirte y desaparecerá en seguida.
La puedes comer tal cual, o prepararte un bol de cereales con leche vegetal, está buenísimo ¡Y la leche se vuelve chocolate!