Granola con chips de chocolate

Hoy te dejo por aquí una receta sencilla y muy útil. Los mueslis o granolas preparados, además de ser bastante caros si los compras de buena calidad, suelen tener algunos ingredientes que no nos hacen nada bien, sobretodo azúcares y grasas vegetales de dudosa procedencia que, como verás en esta receta, son totalmente inncecesarios.

Te recomiendo hacer una buena dosis de este muesli porque no durará mucho en casa. Es crujiente y delicado a la vez, perfecto para tomar con leches vegetales, batidos o bols… O simplemente para picar cuando tienes ganas de algo dulce y saludable.

receta muesli chips chocolate

Te dejo la receta por aquí =)

Continue reading

Cheesecake de boniato

14517434_1620142848285109_2459526007402953654_n

Aquí tienes la receta de uno de las meriendas que más he preparado este Otoño. Es una tarta vegana, sin azúcares refinados y con productos de temporada. Si quieres que sea completamente libre de gluten, sólo tienes que utilizar copos de avena sin gluten.

Esta tarta se sirvió en la “sobremesa” del Yoga y Picnic que celebramos el pasado Octubre en Barcelona y también la merienda del último taller de Introducción a la alimentación saludable. Es facilísima de preparar y da muy buen resultado, seguro que dejarás sorprendidos a los golosos más exigentes.

El boniato es una de las hortalizas más interesantes del Otoño: fuente de betacarotenos, vitamina A, C, D… minerales como el hierro, el magnesio… Por eso el boniato mejora tu inmunidad y te ayuda a combatir situaciones de stress. Eso sin contar su alto contenido en fibra y su efecto cálido sobre el organismo.

Además, en la cocina el boniato es uno de los alimentos “comodín” que puedes usar para todo: es una alternativa perfecta a las patatas, lo puedes usar en platos dulces y salados y es delicioso solo, simplemente cociendo al vapor o en el horno.

Para que veas lo versátil que puede ser este alimento, te dejo con una receta de esas que dejan huella, un cheesecake de boniato que estoy segura no vas a preparar sólo una vez.


 

Cheese cake de boniato y chocolate
(para 8 10 personas) Model de 20cm de diametro

INGREDIENTES

Para la base

  • 1 T de copos de avena finos
  • 1 T de pipas de girasol
  • 1/2 T de aceite de coco derretido
  • 3 c.s. de leche vegetal (arroz, avena, …)
  • 3 c.s. azúcar de coco
  • 1/2 c.p. sal

Para el relleno

  • 4 boniatos medianos
  • 1/2 T de leche de coco
  • 1c.s. de chía molida
  • zumo de 1/2 limón
  • ralladura de la piel de 1/2 limón
  • 5 c.s. de azúcar de coco
  • 1 c.s. de canela molida
  • 1/2 c.p. de cardamomo molido
  • 1/2 c.p. sal

Para la cobertura

  • 1 tableta de chocolate endulzado con agave.
  • 3 cucharadas de leche vegetal
  • 1 pizca de sal

 

PREPARACIÓN

Lo primero es hornear los boniatos. Lávalos bien y pínchalos con un tenedor, mételos en el horno con su piel y deja que se cocinen bien, al menos una hora a unos 180º dándoles la vuelta de vez en cuando,

Vamos a preparar la base. En un molinillo eléctrico, tritura las pipas de girasol y los copos de avena hasta hacer harina con ellos. Añade la mezcla a un bol junto con la sal y el azúcar de coco y remueve bien. Añade poco a poco los ingredientes líquidos mientras remueves. Queremos conseguir una consistencia de tierra mojada que se apelmace entre los dedos.

Forra el molde con papel de horno y unta con un poco de aceite de coco. Vierte la mezcla de la base y con las manos un poco humedecidas, ve distribuyéndola bien subiendo un poco hacia las paredes del molde.

Hornea a 160º unos 20 minutos, hasta que el color cambie a ligeramente tostado. ¡Cuidado que es fácil que se queme, hay que estar atento! Saca del horno y deja enfriar.

Ahora vamos a por el relleno. Una vez los boniatos estén cocinados, deja templar y pélalos. En una procesadora de alimentos añadimos la pulpa de los boniatos y el resto de los ingredientes del relleno. Tritura bien hasta que quede una pasta sedosa. Viértela sobre la base de la tarta y aplana bien con ayuda de una espátula.

Hornea unos 30 minutos a 180º, el color de la tarta debe oscurecerse ligeramente y ha de quedar más firme. Si no observas estos cambios, déjala unos 10-15 minutos más. A veces depende un poco del tipo de horno que utilizas. Piensa que cuando se enfríe cogerá más cuerpo. Lo ideal es que cuando esté templada, la metas una media hora en la nevera, para poder trabajar bien cuando incorpores el chocolate.

Para la cobertura, en una olla de fondo grueso derrite el chocolate y añade la leche vegetal y la pizca de sal, ajusta la consistencia, ha de quedar cremoso pero manejable.

Saca la tarta de la nevera y vierte el chocolate desde el centro hacia fuera. Puedes paladar un poco con una espátula. también puedes desmoldar la tarta y al incorporar el chocolate, dejar que caiga un poquito por los lados.

¡Ya está lista! Guarda la tarta en la nevera durante un máximo de 5 días. (Seguro que no durará tanto)

Easy peasy banana bread (de verdad)

 

healthy_banana_bread

Aquí tienes la merienda que prepararé para el Taller de alimentación saludable para niños del próximo 1 de Octubre. Un banana bread sin lácteos, gluten o azúcares refinados que puedes preparar en un momento, de ahí el “easy peasy” (pan comido). Te arregla un encuentro con amigos, un cumpleaños (si lo haces en un molde en forma de tarta) o un desayuno o merienda especiales, para eso lo voy a usar yo.

Si tienes artritis reumatoide o estás siguiendo la Dieta que Cura, hazlo “fase 2 friendly” fácilmente, sólo tienes que usar avena libre de gluten y azúcar de coco.

Además de ser una receta fácil facilísima es rica riquísima, tengo la “bendición” de alguien muy exigente en materia de bizcochos, banana breads y derivados, así que voy tranquila a la reunión del sábado. 🙂 Anímate porque te sorprenderá no sólo el sabor, sino también su textura jugosa y suave. Es perfecto para que los niños lo merienden con un vasito de leche de almendra (sin azúcar) o con un zumo natural. Aunque te recuerdo que lo ideal es que variemos las meriendas cada día y demos más espacio a la fruta y los alimentos frescos que a cualquier dulce o bocadillo, incluso aunque sean saludables

Te dejo con la receta y te recuerdo que si quieres venir al taller del sábado y aprender muchas más cosas sobre la alimentación infantil saludable, te puedes apuntar aquí, quedan las últimas plazas. De paso, probarás este riquísimo banana bread.

banana-bread-easybanana-bread

 

EASY PEASY BANANA BREAD

Ingredientes

  • 1 taza de harina de avena (si es necesario, sin gluten)
  • 1 taza de harina de arroz integral
  • 1/2 taza de azúcar de coco o de panela
  • 1 sobre de levadura bio (sin químicos ni aluminio)
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de postre de sal marina sin refinar
  • 3 plátanos muy maduros chafados
  • 1/2 taza de aceite de coco

Para decorar

  • 1 plátano extra para decorar
  • Cacao nibs
  • Nueces

Nota: En las fotos puedes ver dos versiones, una decorada con plátano y cacao nibs y otra con nueces.

 

gluten_free_banana_bread

Preparación

Calentar el horno a 180º.

Mezclar los ingredientes secos en un bol y remover bien, sobretodo para que se integre la levadura.

Añadir los plátanos bien chafados (incluso puedes triturarlos) y el aceite de coco y remover bien para formar una masa espesa. Opcionalmente añadir nueces o cacao nibs a la mezcla.

Forrar un molde metálico rectangular (de unos 25-30 cm de largo) con papel de horno y pintar con aceite de coco u oliva para que no se pegue la masa. Si no tienes papel de horno, otra opción es pintar directamente el interior del molde con el aceite y espolvorear un poco de harina de avena o copos de avena finos para que toda la superficie del molde quede “rebozada”, así te aseguras de que el bizcocho no se quede pegado.

Vierte y reparte la masa sobre el molde, decora con un plátano cortado a lo largo, cacao nibs o nueces.

Hornea por 25 minutos, pasado ese tiempo abre la puerta del horno con cuidado para que no haya un cambio muy brusco de temperatura, pincha el pastel con un palillo, si sale limpio, el pastel está hecho. Si no, déjalo 10 minutos más y vuelve a repetir la prueba del palillo.

Deja enfriar antes de desmoldar y cortar.

vegan_banana_bread

Desayuno reconfortante de avena

Nueva receta exprés! Para esos días que no quieres leerme y sólo quieres ¡comer! =)

Este ha sido mi desayuno de hoy. Aunque es verano, hace calor y me encantan los batidos en bol… Me apetecía algo un poco diferente y templadito.

healthy_oats_comida_que-cura

Aquí te dejo la receta.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de copos de avena (para la Fase 3 de la Dieta que Cura úsalos sin gluten)
  • 1 melocotón
  • 1 poco de leche de avena u otra leche vegetal
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • 1 cucharadita de pipas de calabaza (mejor activadas)
  • 1 cucharadita de coco en escamas
  • unos arándanos deshidratados
  • 1 cucharadita de sirope de arroz
  • 1 pizca de sal

Preparación

En una sartén, pon los copos de avena con la cucharada de aceite de coco y deja que se vayan tostando mientras lo remueves. Cuando empieces a notar el aroma dulce de la avena, añade el coco, los arándanos y la pizca de sal. Si usas las pipas de calabaza sin activar, puedes incorporarlas también y tostarlas, si las activas, las vamos a añadir al final. Cuando el aroma sea más intenso, añade el sirope de arroz y el melocotón troceado y con piel y cocina sin parar de remover durante unos 3 minutos.

Añade la avena a un bol con un poco de leche vegetal, puede ser fresquita o templada.

Un desayuno súper reconfortante y saciante.

healthy_oatsr

Receta express: superfood açaí bol

¿Os habéis dado cuenta de lo difícil que es comer de forma saludable fuera de casa?

IMG_5199

Yo no me quejo mucho, porque en Barcelona cada vez hay más lugares que se suman a la moda “healthy”. Porque no nos engañemos, esto del movimiento raw, los runners, el paddle surf, los açaí bowls, la quinoa, etc. etc. es una moda muy rentable. Sea por lo que sea, si esa moda sirve para que muchos tomemos consciencia de la importancia de vivir de forma saludable, a mi ya me vale.

Si decides eliminar de tu vida los productos procesados, los azúcares, incluso los lácteos y el gluten, ten por seguro que te lo vas a tener que currar si quieres comer fuera de casa. Empezando porque vas a tener que desembolsar una cantidad de dinero importante por cualquiera de tus comidas, luego porque vas a tener que hacer un master para saber qué te estás comiendo y para a acabar porque no hay tantos sitios que realmente lo hagan bien. Que en un restaurante te sirvan quinoa no implica que la materia prima sea de buena calidad, que te hagan zumos cold pressed no quiere decir que la fruta que usan sea orgánica… Y así pasa con muchas otras cosas.

Por otro lado está eso de ir a contracorriente, pedir un triste café en un bar “normal” puede ser toda una odisea: “¿me pone un café con leche de soja?”, “No, con leche desnatada no, que es de vaca, la quiero con leche vegetal”, “sí, la soja es vegetal, no sale de ningún animal” (esto es una conversación verídica que tuve hace un tiempo) “sin azúcar, por favor””No, no, camarero, tampoco quiero sacarina…” Luego te pone el café pensando que eres una pija que se pasa la vida comiendo barritas Biomanán. Y ya no digamos cuando no tomas café e intentas pedir un triste rooibos… En el fondo lo que piensen los demás da igual, pero no vamos a negar que llega un momento que estas situaciones te cansan.

Vengo un poco sensible con este tema, porque hoy salí de casa a desayunar y me tuve que dar la vuelta y volver a casa. Como represalia y venganza contra todas las ofertas de bar de bocadillo de chorizo y refresco o de café y croissant, me he preparado un açaí bol de escándalo. Tan rico estaba, ¡que quiero compartirlo contigo!

Apunta bien:

INGREDIENTES
1 plátano (puede ser congelado)
1 melocotón o nectarina
1 c.s.* de açaí en polvo
1 c.p.* de semillas de chía
1 c.p. aceite o manteca de coco

Toppings: (lo que tengas por casa)Por ejemplo: semillas de cáñamo, pipas de calabaza,almendras crudas, trocitos de melocotón, arándanos deshidratados, bayas de goji, cacao nibs…

PREPARACIÓN
Tritura el plátano, 3/4 partes del melocotón, las semillas de chía y el aceite de coco.
Decora con los toppings que tengas por casa y con el cuarto de melocotón que has reservado cortado a trocitos.
¡Ya está!

*c.p.: cucharada de postre / c.s.: cucharada sopera

Un taller muy especial y una receta kids friendly

A menudo pienso en qué habría sido de mi salud adulta si mi niñez hubiera sido un poco más saludable. Me planteo si la artritis reumatoide se hubiera manifestado o no, si me gustaría un poco menos el sabor dulce… Pensamientos que vienen y van de vez en cuando y que más de una vez me llevaron a plantearme si los padres (o los adultos en general) somos conscientes de la importancia que tiene una nutrición adecuada en la etapa de crecimiento. Lo que a su vez me llevó a desarrollar una charla-taller sobre las bases de la alimentación saludable para los niños. ¡Y estoy muy contenta de poder presentarla este próximo sábado en Castelldefels!

alimentacion-saludable-ninos

Será el Sábado 18 de Junio por la mañana, en la tienda ecológica Planeta Terra en Castelldefels. Así que save the date!

Durante una hora y media hablaremos de qué nutrientes son imprescindibles durante el crecimiento y en qué alimentos se encuentran. Buscaremos maneras de integrarlos en la dieta diaria de forma progresiva y “sin dramas”. Hablaremos de lo que deberíamos evitar y de cómo sustituirlo “por arte de magia” sin que tu hijo lo eche de menos.

Se entregará un dossier con ideas y recetas saludables.

Además, ¡tenemos preparadas algunas sorpresas!
Más detalles:
¿Cuándo?
Sábado 18 de Junio
de 11 a 12:30h
¿Dónde?
En la tienda ecológica Planeta Terra de Castelldefels.
Avd. de la Pineda 100
(Castelldefels)
¿Cómo me inscribo?
Llamando al 936 65 63 31
¡Plazas limitadas!
Aportación 5€.
Y para que vayas abriendo boca… Te dejo una receta súper rica para que tu hijo tenga toda la energía para el verano!

Receta: bol de chocolate y espinacas kids friendly
Ingredientes
Cantidades para compartir (1 bol para ti y otro para tu hijo) =)
  • 1 plátano congelado
  • 1 plátano sin congelar
  • Un puñadito de espinacas tiernas (pasarán totalmente desapercibidas)
  • 1/2 vaso de leche de almendra (lee bien que no contenga azúcar refinada)
  • 1 cucharada sopera de cacao puro sin azúcar
  • 1 cucharada de postre de azúcar de coco
  • 1 cucharada sopera de crema de almendras al chocolate (opcional pero es lo que marca la diferencia)
  • Decoración: plátano troceado, cacao nibs, azúcar de coco, almendras, semillas de cáñamo, coco rallado… ¡lo que se te ocurra!

 

IMG_4431

Preparación

En una batidora potente, añade todos los ingredientes menos los de la decoración. Ajusta la consistencia incorporando la leche de almendras poco a poco y, si necesitas más o te apetece beberte el bol tipo batido, añade más leche vegetal. Cuando acabes, decora el bol saludable con los toppings saludables que más te gusten a ti y a tu hijo.

Un truco: para poder triturar bien el plátano congelado córtalo a trocitos antes de meterlo en el congelador, así luego es más fácil.

Este bol es un buen desayuno para el verano y una buena manera de que tu hijo tome su primera ración de verdura cruda del día (¿recuerdas que debemos incluir 4-5 vegetales en su dieta?) Las espinacas quedan totalmente camufladas, incluso su color gracias al chocolate. Es importante que tengas una batidora potente para que la textura del batido quede suave y sin grumos, sino… ¡me temo que no volverán a probarlo!

En los ingredientes te hablo de una crema de almendras al chocolate. Normalmente no menciono productos de marcas específicos, pero es que este me tiene robado el corazón. Todo empezó en mi visita a Biocultura el mes pasado, ahí probé los deliciosos productos de La Fattoria della Mandorla y primero me quedé prendada de sus mayonesas vegetales hechas con base de almendra y con ingredientes antiinflamatorios como la cúrcuma. ¡Fue amor a primera vista! Pero yo no fui la única que se enamoró de sus productos, mi amiga Ascen, que me acompañó a Biocultura y que es la mami de mi ahijado Blai, descubrió la crema de almendras al chocolate negro y se le iluminaron los ojos de alegría al ver que podía cambiar la dichosa “Nutella” por un alimento mucho más nutritivo y natural y, lo que mejor, sin que Blai note demasiado el cambio. ¡Es que los padres son superheroes, magos, negociadores natos…! He de decir que Blai está tan contento con su nueva “Nutella” saludable ¡y su mami también!

FullSizeRender

Os adelante que mi romance con la Fattoria della Mandorla parece serio y vais a oír hablar de las maravillas de sus productos por aquí a menudo. ¡Love is in the air!

Os recuerdo que para asistir a la charla-taller es importante que os apuntéis previamente.

¡Os esperamos!
Comida que cura & Planeta Terra Ecobotiga.

Cuando no tienes tiempo

Pues eso, cuando no tenemos tiempo nos estresamos, nos ponemos de mal humor, nos agobiamos… Cosas feas y nada saludables. A mi me pasó esto la semana pasada, no tenía ninguna receta lista par a publicar (aunque sí muchas a medias, esperando para editarse, perfeccionarse…) Pero ninguna que pudiera compartir con vosotros en ese momento. Al final, tan agobiada como estaba, me vi a mi misma en una situación absurda: ¿No es Comida que Cura un espacio para potenciar la salud? ¿No estoy harta de escribir lo importante que es, además de comer bien, tomarse las cosas con calma y optimismo? ¿Y no estaba yo superada por una situación ridícula? ¿Qué era lo peor que podía pasar si no tenía una receta lista para este fin de semana? Pues sí, la respuesta es N A D A.

Así que decidí relajarme, y hacer lo que me diera la gana en ese momento. Sorprendentemente, me apeteció poner música, ponerme a bailar y… ¡hacerme un batido! Y así, sin la presión de las obligaciones… nació este pequeño video para vosotros. En realidad ¡mi primera video receta! Y no es que tenga mucho valor en cuanto a contenido en sí, es más para que os distraigáis y disfrutéis. Para que os marquéis un mini-baile ahí donde estéis, en casa, en el metro, en el trabajo, de vacaciones de Semana Santa…

Así que eso, sin más, esta semana os mando esta receta facilita para recordados que “prisa mata, amigo” 😉

[wpvideo gwZiQsjo]

Desayuno de quinoa y manzana

Aunque lo ideal es empezar el día con un buen batido o licuado, a veces, en las estaciones frías, nos apetecen otro tipo de desayunos. Por eso os traigo esta receta, para que tengáis una alternativa sin gluten al tradicional porridge hecho con copos de avena, que, por cierto, aunque es muy bueno par algunas cosas, crea mucosidad. Así que si estás resfriado, olvídate de la avena por un tiempo.

Este porridge está hecho con un pseucereal entero, que es la mejor manera de tomar cereales (y pseudeocereales). Tomamos el grano entero, con su salvado y su germen para mantener toda su vitalidad intacta y poder obtener todos los beneficios de sus nutrientes. Y recuerdo esto sólo por si acaso, porque seguro que ya no hay nadie por aquí que aun compre cereales refinados ¿verdad? 😉

Como también ya sabrás, el cocinar los alimentos nos hace perder una parte de sus propiedades y, aunque no hay que obsesionarse, puedes preparar esta receta de manera que mantengamos casi intactos sus beneficios. Pero también te dejo la versión tradicional y “fácil”, en el caso de que no tengas tiempo.

porridge_de_quinoa

Devuelve la vida tus cereales y semillas
En este post ya te expliqué los básicos para activar tus semillas y por qué es de (vital) importancia que te acostumbres a hacerlo. Si no lo tienes muy presente, no pasa nada, hoy repasamos y aplicamos la teoría a un caso práctico, el del porridge de quinoa en su versión cruda.

En realidad, este paso no es imprescindible para hacer la receta de hoy, puedes cocinar la quinoa sin remojar ni germinar. Pero si quieres hacerlo perfecto (y tienes tiempo) te recomiendo que la actives y la germines, porque realmente los beneficios nutricionales se multiplican muchísimo si lo haces: mejor digestión, más aminoácidos, vitaminas, minerales, oligoelementos…

Te recuerdo cómo activar y germinar:

  1. Pon en remojo la quinoa durante la noche.
  2. Por la mañana, escurre el agua y deja la quinoa sobre un colador que habrás colocado sobre un bol para ir drenando el agua que vaya soltando. Cubre el colador con un trapo o una tapa, para que no le de la luz a la quinoa. Puedes ir remojando con agua filtrada la quinoa cada 3-4 horas.
  3. En aproximadamente 24h verás que a la quinoa le sale una colita, está germinando. No hace falta que la dejes germinar más.
  4. Deshidrata la quinoa en una deshidratadora o, en su defecto, en un horno a la temperatura mínima y con la puerta ligeramente abierta para que circule el aire. El tiempo depende del horno, de la humedad del ambiente… Sólo asegúrate de que queda bien seca antes de guardarla, para que no se eche a perder.
  5. Almacena la quinoa en un bote de cristal.

porridge_quinoa

Al deshidratarla, la quinoa (y también pasa con el trigo sarraceno y las semillas) queda ligeramente crujiente, como un cereal hinchado. Puedes consumirlos directamente así o, si lo prefieres, puedes remojarlas por un par de horas antes de usarlos.

Vamos con la receta en sus dos versiones

1. Versión rápida sin germinar ni deshidratar

COMPOTA DE MANZANA

Esta es la versión de una amiga mía. Me encanta porque es muy suave y dulce y porque huimos un poco de la típica compota con canela y piel de limón.

Ingredientes

  • 2 manzanas peladas y sin semillas
  • 1/4 de taza de pasas
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación
En una olla pequeña de fondo grueso pon las manzanas troceadas con un poquito de sal, las pasas, y la raspadura de vainilla, pon también la vaina para que le de sabor, luego la quitamos. Añade un fondo de agua filtrada y cocina tapado hasta que la manzana se ablande y se deshaga.

PORRIDGE DE QUINOA

Ingredientes

  • 1/2 taza de quinoa
  • 1 y 1/2 tazas de agua
  • 1 taza de leche vegetal (almendra, arroz, cáñamo, …)
  • 2 c.s. de pipas de calabaza (crudas o tostadas en esta versión)
  • Endulzante a gusto (prueba primero, quizás no lo necesites)
  • 1 pizca de sal

Preparación
Hierve la quinoa con el agua hasta que esté cocinada, una 1/2 hora es suficiente. Mezcla el endulzante (si lo vas a usar) y la pizca de sal en la leche vegetal.
Monta el plato: añade la leche a la quinoa y decora con la compota de manzana y unas pipas de girasol.

dasayuno_de_quinoa

2. Versión raw

CRUDI-COMPOTA DE MANZANA

Ingredientes

  • 1 manzana con su piel
  • 5 dátiles remojados en agua tibia durante una hora como mínimo
  • Unas gotitas de limón
  • 1 c.p. de canela
  • 1 pizca de sal

Preparación

Es mejor prepararlo al momento para que la manzana no se oxide. Tritura todos los ingredientes o, si prefieres otra versión más crujiente. Puedes rallas la manzana y añadir el resto de ingredientes (los dátiles troceados muy pequeñitos)

CRUDI-PORRIDGE DE QUINOA ACTIVADA

Ingredientes

  • 1/2 de taza de quinoa activada, germinada y deshidratada
  • 2 c.s. de pipas de calabaza activadas
  • 1 taza de leche vetetal al gusto
  • Endulzante de calidad al gusto: azúcar de coco, sirope de agave o panela.
  • 1 pizca de sal

Preparación
Mezcla el endulzante y la pizca de sal con la leche y en ella remoja la quinoa durante toda la noche, puedes añadir también las pipas de calabaza si no las tienes activadas y deshidratadas.

Al día siguiente prepara la cruda compota y añádela a la manzana.

Ya está. ¡Espero que lo disfrutéis mucho!

 

Muesli pim-pam

Comer sano no es sinónimo de complicarse. Las complicaciones están más ligadas a las costumbres que tenemos en la cocina y en el paladar, que al trabajo en sí a la hora de preparar los alimentos.

Muesli pim-pam Muesli pim-pamPero una vez has hecho ese “click” y has cambiado algunos hábitos, se abren un sinfín de posibilidades en tu cocina. No lo digo para convencerte. Para mi sería fácil ahorrarme estas parrafadas y limitarme simplemente a publicar recetas, pero como el motivo de este blog es compartir mi experiencia y hacer que tu nueva alimentación sea la mejor para tí, pues aquí estoy escribiéndote. Si consigues entender en qué consiste la Dieta que Cura, abrirás una nueva puerta hacia tí mismo, hacia tu creatividad. No existe sólo una fórmula correcta de cocinar o entender la alimentación, no hay métodos más o menos complejos o laboriosos. Todo depende de si entiendes o no las pautas básicas de la línea que sigues.

Muesli pim-pam

Un buen ejemplo de esto es la receta de hoy, el muesli pim-pam. Ni se cocina, ni se crucina ni prácticamente se hace nada, por no complicarse, ni siquiera se mancha mucho. Si quieres quejarte de algo de esta receta, quéjate de que los ingredientes son raros, pero lo serán sólo si no has hecho ese “click”. Si ya estás experimentando con la Dieta que Cura, serán ingredientes familiares y que ya deberías tener por casa, al menos buena parte de ellos.

Este muesli te arreglan un desayuno, una merienda o un ataque de “¡quiero comer ya!”. Lo puedes usar como los cereales “tradicionales” echándolos en tu leche vegetal preferida, pero también en bols saludables, yogures veganos o macedonias de frutas, o helados… en realidad no hay reglas. Cómelo como quieras.

Muesli pim-pam

Ingredientes
2 tazas de arroz integral inflado (sin azúcar)
1 taza de trigo sarraceno activado y deshidratado
5 higos secos troceados (de los que no van rebozados en harina, que esos tienen gluten)
3 c.s. de coco rallado
3 c.s. de coco en escamas
3 c.s. de bayas de goji
7 nueces del brasil cortadas en trozos pequeños (mejor activadas y deshidratadas)
3 c.s. de avellanas crudas o tostadas cortadas en trozos pequeños
1 c.s. de azúcar de coco
1 pizca de sal

Preparación
En un bol pon todos los ingredientes y mezcla bien con las manos. Mete el muesli en botes de cristal herméticos y guárdalos en la nevera.

Ya está. Pim-pam.

Yogurt hecho por superhéroes

Esta receta es un clásico de la dieta crudivegana. Existen muchas versiones, algunas muy adornadas y extravagantes, pero si aprendes la receta base, luego puedes dar rienda suelta a tu creatividad. A mi me gusta mantenerlo simple, para que recuerde al yogur tradicional. También lo puedes hacer con almendras, nueces de macadamia, del brasil o con coco. La textura y el sabor cambian, pero el resultado es igualmente delicioso.

Como sugerencia de presentación puedes usar crudi-mermeladas caseras como las que aparecen en esta receta. O también fruta fresca, crudi-granola o muesli pim-pam. En la foto puedes ver la combinación que he hecho yo con mermelada de mango.

yogurt anacardos y mangoLo que hace que la crema de anacardos se convierta en un yogurt es el probiótico. Se encuentra en varios formatos, desde el rejuvelac hasta preparados que puedes comprar en dietéticas o en internet. Sólo fíjate, si decides comprar el polvito preparado, de que no lleva leche en polvo. Yo uso unas cápsulas de probióticos sin gluten que van bastante bien, de hecho, no hace falta que te compliques demasiado, cualquier probiótico sirve si no lleva leche y, si sigues la Dieta que Cura, tampoco gluten.

Bueno, aprovecho este post para profundizar un poco en los probióticos, que son muy importantes si estás tratando alguna patología a través de la alimentación. Si no estás muy familiarizado con ellos, te sugiero que estreches lazos y los conviertas en tus nuevos mejores amigos.
Como dato curioso te diré que los seres humanos tenemos 10 bacterias por cada célula del cuerpo. Eso son muchos bichos y si eres como yo, que salgo corriendo cuando veo una arañita… pues es posible que esta idea no te seduzca demasiado. Bien, a favor de las bacterias te diré que son indispensables para la vida, pero centrándonos más en los probióticos, te sugiero que no los imagines como una arañita, o una ameba viscosa, imagínalos más como unos tipos duros, con éxito, dignos protagonistas de una peli de superhéroes, porque un poco, ese es su trabajo.

yogurt de anacardos

Bien, ahora que ya somos “bacteria friendly” ¿Qué hacen exactamente los superhér… quiero decir… los probióticos? Pues trabajan sin descanso en tu intestino para que todo esté en orden. Si lees un poco la Fase 2 de la Dieta que Cura, verás que uno de los desencadenantes de las enfermedades modernas (autoinmunes, hipercolesterolemia, diabetes tipo 2, hipertensión…) es la permeabilidad excesiva del intestino delgado. Al no tenerlo en un estado óptimo, muchos agentes nocivos consiguen traspasar la pared del intestino entrando en el torrente sanguíneo y acomulándose en forma de toxinas o atacando de alguna manera a tu organismo. Si esto ocurre, la policía del cuerpo, el sistema inmune, sale a luchar contra los malos. Aunque estos “policías” estén constantemente patrullando por tu cuerpo, hay momentos en los que no pueden llegar a todo. Por otro lado, podríamos hablar de casos de “policías corruptos” que boicotean el propio sistema provocando las famosas enfermedades autoinmunes como la Artritis Reumatoide. Así que, puestos a elegir, yo prefiero no disparar la alarma del sistema inmune y poder mantener a raya a las bacterias y virus a través del trabajo de los probióticos.

Existen varios tipos de probióticos, algunos están presentes de forma natural en el cuerpo, como los famosos L. Casei Imunitas, pero cuidado, porque si te acostumbras a tomar un yogur líquido de esos que salen por la tele, es posible que tu cuerpo se vuelva un poco vago y deje de producirlos. En este caso, cuando dejes de tomarlo, puedes pasar un periodo de debilidad hasta que el cuerpo vuelva a coger carrerilla y sintetizar Lactobacillus Casei Imunitas de nuevo. Lo interesante es tomar probióticos de forma regular pero con cabeza, incluir un poquito de yogur vegano de calidad en la dieta, fermentados como el kimchi, chucrut, miso, o quesos veganos de semillas y frutos secos.

Volvamos al rigor científico, hasta ahora hemos aprendido que para que el cuerpo absorva y metabolice los nutrientes adecuadamente y no deje entrar agentes nocivos en el organismo, es clave que el intestino goce de una buena salud. Para ello, necesitamos a los probióticos, pero también a los prebióticos, ambos son caras de la misma moneda. Si creías que eran la misma cosa, no te sientas mal, todos hemos pasado por ese punto. Pero ya es momento de crecer. Para no confundirlos, te he hecho un cuadro con las propiedades y funciones básicas de cada uno:

prebioticos y probioticosSi tomamos regularmente alimentos prebióticos, nuestros probióticos serán fuertes y podrán construir una flora intestinal impenetrable para los agentes nocivos. De esta manera, reducimos la permeabilidad del intestino delgado y mejoramos muchas patologías que ya hemos mencionado anteriormente.

Además, fortalecemos nuestros sistema digestivo e inmune. Mejoran síntomas como la astenia y pueden utilizarse como tratamiento contra la bacteria Helicobacter pylori.

Volviendo a la receta de hoy, además de probiótcios utilizamos como ingrediente base los anacardos, cuando preparé el queso que cura, ya te conté todo lo bueno que nos aportan estos frutos secos.

Ya sé que a veces me “enrollo” un poco con la teoría, pero si te interesa tu salud, es necesario conocer un poco la base de la alimentación saludable, sobretodo si quieres utilizarla como tratamiento para curar alguna enfermedad. No es lo mismo comer por simple placer, que comer siendo consciente de la calidad y energía de los productos que estás incorporando a tu sistema.

Ahora sí, vamos allá. Receta del yogurt de anacardos. Además de súper beneficioso, súper delicioso.

Ingredientes
1,5 tazas de anacardos remojados durante 5-8 horas
1/3 taza de agua filtrada
2 cápsulas de probióticos o una c.p. de polvitos probióticos
El zumo de 1/2 limón (Para la Artritis Reumatoide, no usamos este ingrediente)
2 c.s. de agave o concentrado de manzana o melaza de arroz
1/2 de vainilla en polvo o la raspadura de 1 vaina de vainilla
1 pizca de sal
Preparación
Desecha el agua de remojo de los anacardos, tritura (en la batidora tipo Vitamix) todos los ingredientes menos los polvos probióticos hasta obtener una crema fina y suave. Puedes añadir un poco más de agua si es necesario o ajustar el dulzor o la acidez con más o menos endulzante o zumo de limón. Cuando ya hayas encontrado el sabor adecuado, incorpora los probióticos y mezcla con una cuchara. Si usas cápsulas, acuérdate de abrirlas y usar sólo el polvito.

Mete la mezcla en un bote de cristal, cubre con una gasa o trapo de algodón y fíjalo con una goma elástica. Deja reposar a temperatura ambiente por unas 8-10 horas. Pasado ese tiempo, tapa el bote y conserva en la nevera.

yogurt