¡Hasta pronto!

Hace muchos meses que no aparezco por el blog. Sin embargo cada día he pensado en vosotros ,  consciente o inconscientemente, me resistía a enfrentar este momento. Al final me he dado cuenta de que yo misma estaba creando un “bola de nieve” sin sentido, así que aquí estoy, dispuesta de dar explicaciones por mi ausencia.

Es que de forma muy natural, la razón de ser de Comida Que Cura ha ido perdiendo sentido. Este blog nació de la necesidad de compartir una experiencia personal que (según mi criterio) podía ser útil para muchas otras personas en mi misma situación. En ese momento estaba experimentando el “milagroso” poder los alimentos para sanar. Estaba alucinando con mi recuperación de una artritis reumatoide muy rebelde y sentía que quería lanzar a los cuatro vientos este método que me estaba devolviendo la salud y las ganas de comerme el mundo.

Así que ahora que me siento plenamente sana, libre y llena de energía, mi vida ha seguido fluyendo por otros caminos y me ha apartado un poco de aquí. En definitiva, siento que se ha cerrado el círculo, que he dado todo lo que tenía por ofrecer y ahora es momento de encaminarme hacia otras aventuras. No quiere decir que todo este trabajo no sirva más. ¡Para nada! Toda la información sobre la Dieta que Cura, todas la recetas, todos los consejos seguirán aquí para todo el que lo necesite. También mantengo abierta una vía de comunicación personal  a través del correo para quien desee contarme su caso o pedirme algún consejo.

También me relajo un poco en el trabajo de las consultas particulares. Aunque al principio tenía la intención de abandonar por completo esta tarea, he decidido valorar cada caso y atender a las personas que lo necesiten siempre que las circunstancias lo permitan.  Si tienes interés en tener un encuentro presencial o virtual, ponte en contacto conmigo a través del correo.

Espero que comprendáis mi necesidad de seguir adelante con la vida, tal y como llega y fluyendo ante las circunstancias que se presentan. Estoy volcada plenamente en mi proyecto de yoga y próximamente inauguraré un pequeño espacio en Barcelona  donde compartir no sólo sesiones de yoga, sino otras muchas actividades que tienen que ver con la salud física, mental y emocional. Este proyecto tiene una parte muy importante que se enfoca al trabajo dentro de las empresas, buscando que las personas que forman parte de los equipos puedan disfrutar de una mejor calidad de vida en su puesto de trabajo. Para que veáis que mi relación con la comida que cura es una historia de amor verdadera, en este proyecto la alimentación saludable tiene un papel muy importante. Tengo la suerte de poder dedicarme a lo que me apasiona con una salud de hierro y con unas ganas infinitas. 

Lo dicho, que el legado de Comida que Cura está disponible para todos en este blog y que si necesitas ponerte en contacto conmigo puedes usar el correo electrónico.

Deseo que todas las personas que paran por aquí se lleven un pedacito de Comida que Cura, que este pequeño rincón les sirva para potenciar su salud y sus ganas de vivir plenamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *