Plan depurativo fácil: pon un vaso de agua en tu mañana

Si sigues Comida que Cura, seguramente ya sabrás lo mucho que aconsejo beber un gran vaso de agua tíbia en ayunas. Pero hoy vengo a contarte como optimizar ese vaso de agua, no con una ni con dos variaciones, sino con siete. Siete versiones del vaso de agua matutino para limpiar en profundidad sin esfuerzo. 

¿Por qué incorporar el vaso de agua ahora? Porque la Primavera es el momento idóneo para hacer un “reset” y transicionar hacia el momento más cálido y extrovertido el año. Si nunca has hecho una depuración o si no te apetece seguir una en este momento, puedes platearte el incorporar el vaso matutino de agua (con el añadido que quieras) durante un mes. Es una manera de empezar, a veces es bueno no querer hacerlo todo de golpe. Pero si te animas y quieres meterte de lleno en el tema de los planes detox, puedes asisitir a la pequeña charla-taller que daré en Llavoretes el próximo 28 de Marzo. En ella explicaré las pautas para hacer una depuración primaveral de forma segura y llegando hasta donde sientas que es adecuado para ti.  Hacer una pequeña depuración estacional puede ser más fácil de lo que parece. No pienses que depurar es sinónimo de ayunar, no es necesario (ni en algunos casos aconsejable). Si te animas a venir al taller de detox, puedes consultar cómo apuntarte en la pestaña de talleres.

Volvamos al “upgrade” del vaso de agua matinal. Antes de entrar en materia, te recuerdo unos puntos básicos:

  1. Lo primero que has de hacer por la mañana es lavarte los dientes y rasparte la lengua con un “limpia lenguas”. Sé lo que estás pensando “¿no sirve el cepillo de dientes?” Pues no, no es suficiente ni funciona igual. El día que pruebes el limpia lenguas lo entenderás todo. Esto es muy importante para poder eliminar las toxinas que el cuerpo ha expulsado a través de la lengua por la noche, que es cuando se dedica a limpiar en profundidad. Si no lo haces, te volverás a tragar la porquería al beberte el agua o al desayunar. :S
  2. El vaso de agua siempre ha de beberse tibio, aunque sea Agosto y estés en un crucero por el Caribe. Respetamos la temperatura del cuerpo, por eso buscamos que el agua no cree mucho contraste con ella al estar demasiado fría.
  3. Deja pasar un rato hasta ingerir cualquier otro alimento, aunque sea un zumo o cualquier otro líquido. Puedes tomar tu agua nada más levantarte y luego ducharte, vestirte… seguir tu rutina matutina retrasando un poco el desayuno.

Vamos con las 7 versiones del vaso de agua.

1.Vaso de agua tíbia
El primero que te propongo está claro que es el básico. El que nunca falla, un vaso de agua filtrada (no del grifo) a temperatura del cuerpo. Puedes tomar 1 ó 2 vasos, los que te sienten bien. No te fuerces ni tengas prisa. Mejor empezar poco a poco para no cogerle manía y provocar un “efecto rebote”.

2. Agua con limón, un clásico que nunca falla
Receta: 1 vaso de agua tíbia con el zumo de medio limón.
Efecto: Alcalinizante y depurativo. No hace falta añadir mucho limón de golpe, empieza poco a poco y ya irás aumentando la cantidad de limón. Puedes usar primero 1/4 de limón quizás en unas semanas ya le habrás cogido el gusto y te apetezca exprimir un limón entero.

3. Agua con vinagre de manzana sin pasteurizar
Receta: 1 vaso de agua tíbia con unas gotitas de vinagre de manzana sin pasteurizar.
Efecto: Muy depurativo y probiótico. Ideal como alternativa si estás tratando la Artritis Reumatoide con la Fase 3 de la Dieta que Cura.

4. Agua con rejuvelac
Receta: medio vaso de agua tíbia y medio vaso de rejuvelac.
Aquí te dejo la receta y alguna información extra sobre esta bebida extraña que como quizás hayas intuido por su nombre, tiene algo que ver con mantenernos jóvenes y guapos por dentro y por fuera.

5. Agua con chlorella
¿A qué te suena esto de chlorella? quizás a “clorofila”, verdad? Es que esta alga es muy rica en este pigmento, pero ¿sabías que la estructura de la clorofila es muy similar a la del plasma sanguíneo? Por eso todos los vegetales verdes son imprescindibles en tu dieta regular si quieres mantenerte sano y lleno de energía. Además la chlorella es muy adecuada para hacer una limpieza profunda, limpia incluso de metales pesados y está muy indicado cuando el dentista nos quita un empaste de mercurio (de esos metálicos antiguos) ya que en el proceso se liberan muchos gases provenientes de este metal tan tóxico. Aprovecho para recomendarte que te quites cualquier amalgama de mercurio que tengas, ya que muchas enfermedades tienen que ver con esos empastes. Volviendo a la chlorella,  en general es perfecta para depurar y remineralizar, yo te recomiendo hacer una limpieza de chlorella al menos una vez al año.
Receta: 1 vaso de agua tíbia con media cucharadita de alga chlorella en polvo.
Efecto: Alcalinizante, remineralizante y muy depurativo, ideal para hacer una limpieza de metales pesados.

6. Agua con vinagre de umeboshi
La ume es una ciruela que se fermenta en sal marina cerca de dos años, es un alimento medicamento que potencia la salud y que se ha usado desde hace muchos muchos años en la macrobiótica. Por comodidad puedes usar su vinagre para añadirlo a tu vaso de agua, pero también podrías usar un pellizco de la propia ciruela fermentada (umeboshi) o de la pasta que se comercializa.
Receta: 1 vaso de agua tíbia con unas gotitas de vinagre de umeboshi.
Efecto: Alcalinizante, remineralizante y muy depurativo. También es un probiótico y antiséptico natural.

7. Agua con agua de mar.
Receta: 3/4 de vaso de agua tíbia con 1/4 de agua de mar.
El biólogo René Quinton investigó sobre las propiedades y efectos del agua de mar en numerosas enfermedades. Tomar agua de mar (adquirida en la farmacia o algún herbolario) diluida en agua mineral ayuda a remineralizar, alcalinizar además de ser antibactericida.

Si le coges el gusto a lo del vaso de agua, puedes hacer tus propios combinados: ¿qué tal un poquito de agua tibia con unas gotas de limón y un chorrito de agua de mar? Sé creativo y sobretodo observa cómo te sienta esta ayuda extra para que tu cuerpo brille por dentro y por fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *