Consejos para una “vuelta al cole” más feliz

A la mayoría se nos acabaron las vacaciones. A mí siempre me pasa que siento una mezcla de nostalgia del verano y motivación para empezar la nueva temporada. Por suerte, la primera sensación se disipa pronto y sólo quedan las ganas de comenzar cosas nuevas y corregir otras que quizás me gustaría hacer mejor. Los famosos y fugaces buenos propósitos.

En este primer post después de las vacaciones me he propuesto hacerte un poco más llevadera la “vuelta al cole”. Te propongo algunos consejos para que puedas empezar la temporada con la energía adecuada y alargar en el tiempo esos buenos propósitos y, quizás, quién sabe, convertirlos en hábitos saludables que ya no abandonarás más.

Qué no debes hacer después de vacaciones

  • Dormir poco: busca lo antes posible una estabilidad en tus horarios de sueño. Poco a poco, vete a dormir antes y levantarte más temprano. Uno de los objetivos para la nueva temporada es empezar el día con tiempo y tranquilidad. Desayuna sin prisas, practica algo de ejercicio y organiza tu jornada para que el resto del día no sea un atropello de tareas pendientes que superar.

 

sleep_good_autumn

 

  • Ponerte a dieta estricta: ya supone suficiente esfuerzo volver de vacaciones como para que encima te pongas a dieta. Desde Comida que Cura siempre defiendo una alimentación natural y saludable que lleve al cuerpo a su peso natural. Entiende que las dieta milagro son precisamente eso, “milagros” y si buscas la definición de esta palabra te encontrarás con esto: “suceso inexplicable,extraordinario o maravilloso que se atribuye a intervención divina” y me parece a mi que perder peso (y no recuperarlo con el famoso efecto rebote) con este tipo de dietas debe ser algo inexplicable que necesita de intervención divina… Una buena opción si quieres estabilizar tu peso y tu rutina alimentaria es hacer una depuración suave enfocada al Otoño. Si te interesa, el próximo 20 de Septiembre voy a impartir un taller para explicar cómo hacerla de forma segura y efectiva.

 

  • Tirar de los estimulantes para aguantar la jornada: no entres en el bucle de la cafeína. Si tomas un café o un té de buena calidad por la mañana, no pasa nada. Intenta no usar azúcar refinada ni leche animal. Trata de no tomar el café en ayunas y, sobretodo, no lo uses como combustible para aguantar la jornada, porque es un círculo vicioso del que te costará salir. Ten en cuenta que los estimulantes alteran también el estado de consciencia y el subidón que te proporcionan viene seguido de un inevitable bajón. Y ahí es cuando te pasas el día en una montaña rusa sin fin en el que no sólo tu energía sube y baja de forma antinatural, sino que también tu estado anímico se ve afectado. El abuso de estimulante está directamente relacionado con la apetencia de carbohidratos refinados como las galletas, la bollería o cualquier producto rico en azúcar blanca como las chocolatinas.

 

Qué debes hacer a la vuelta de vacaciones:

  • Organizar la nueva temporada: ¿Qué tal si haces una lista de todo eso que quieres poner en marcha esta nueva temporada? A veces, escribir nuestras intenciones ayuda a que se hagan tangibles, a que las tengamos más presentes y definidas. Busca objetivos realizables a corto, medio y largo plazo. Establece tus propósitos para los próximos meses en todos los ámbitos de tu vida, tanto el profesional como el personal. Una buena opción es aprovechar unos minutos por la mañana para escribir los objetivos o tareas de tu jornada.

 

  • ¡Desayuna! Es muy importante que dediques tiempo para empezar el día de forma adecuada. Lo que tomes en el desayuno será el combustible para tu mañana, así que olvídate de saltártelo y tomarte un café de máquina deprisa y corriendo en la oficina. De igual manera, si tienes hijos, cuida mucho el desayuno que les das, los niños tienen necesidades específicas y la jornada escolar es intensa para ellos. A nivel general, tanto para adultos como para niños, te recomiendo las siguientes pautas, pero si quieres conocer un poco mejor las necesidades especiales de la alimentación de los niños, el 1 de Octubre impartiré un taller para padres en Barcelona.

 

que-desayunar-sano

 

  • Imprescindible que en tu desayuno haya algo de fruta (entera, en zumo, batido, bol saludable…) Toma las vitaminas y minerales que te ayudarán a estar más concentrado y vital, la vitamina C es muy importante para esto, puedes encontrarla en los cítricos y frutos rojos.

 

  • Incluye en tu desayuno cereales integrales y si es posible libres de gluten. Cuando hablamos de cereales no nos referimos a las cajas comerciales con un animal pintado. Nos referimos a cereales como el arroz integral, la avena, la quinoa, el trigo sarraceno,… Puedes encontrarlos en varios formatos: panes, tostadas, muesli, … puedes tomarlos enteros en forma de porridge… Los cereales integrales nos aportan la energía necesaria para afrontar física e intelectualmente las primeras horas del día. Evita los azúcares refinados y los productos procesados, si lo haces, en unos días notarás un cambio radical en tu energía (y en tu estado mental y emocional)

 

  • Toma grasas de buena calidad: grasas vegetales (siempre no hidrogenadas, es decir, evita las margarinas y las galletas, bollitos, etc.) Mejor consume aceite de coco, de oliva, frutos secos y semillas (que además te aportan proteínas) y también grasas como la del aguacate o la del huevo (si lo consumes). Los lípidos (grasas) son el principal componente del cerebro y del sistema nervioso, consumiéndolos de forma regular mejorarás, entre otras cosas, tu rendimiento intelectual y tu capacidad de concentración. Cambia la leche animal por leches de semillas o frutos secos como la de almendras o la de sésamo (muy ricas en calcio).

 

  • Minimiza los efectos del cambio de estación: si te fijas, a partir de Septiembre empieza a caerse más el pelo, nos resfriamos más… Al igual que los árboles pierden sus hojas con el cambio de estación, nosotros nos preparamos para soltar y mudar en algunos aspectos (físicos y también más mentales). Empezamos a sentirnos más introspectivos, nos apetece estar en casa, actividades más individuales como leer, cocinar… En las transiciones somos también más vulnerables, centrándonos en la parte estrictamente física, estamos más cansados y más expuestos a los desequilibrios. Ya hemos comentado el tema de los resfriados, pero también pueden agudizarse algunas tendencias como pequeñas infecciones de orina, malas digestiones, dolores de cabeza… Necesitamos estar centrados y fuertes para minimizar los efectos de esta transición, te recomiendo que tomes algún suplemento natural: la espirulina te dará un aporte extra de nutrientes, la suplementación de vitamina C puede evitar los resfriados y ayudarte además a rendir más durante el día. La equinácea te ayudará a nivel de resistencia ante los patógenos externos o la maca puede darte un “chute” de energía si te sientes más cansado. Otra opción es tomar algún multivitamínico (siempre elige laboratorios naturales) sin ánimo de hacer publicidad a nadie, te comente brevemente los que me gusta tomar a mi: Floradix (jarabe) para mejorar la astenia y corregir pequeñas carencias de hierro, Source of Life (Lab. Nature’s Plus) o Spectro Multi-vita-min (lab. Solaray) ambos te ayudarán a sentirte más vital. Puedes tomar un bote cuando empieces a sentir los efectos del cambio de estación y parar cuando lo acabes.

Herbal-medicine

 

Si te interesa aprender un poco más sobre alimentación saludable, el próximo 17 de septiembre impartiré un monográfico sobre las bases de una dieta sana en la tienda Planeta Terra de Castelldefels. Puedes apuntarte escribiendo aquí.

¡Feliz “vuelta al cole” a todos! Que esta nueva temporada sea un tiempo para cumplir propósitos y transformarlos en hábitos que nos hagan mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *