Detox de Otoño. Parte 3

Llegamos al tercer post. Donde te explico cómo poner en práctica toda la información de las dos entradas anteriores. Básicamente repasaremos cómo será un día en tu detox, pero puedes cambiar algunas cosas según tus gustos o tus necesidades. ¿Empezamos?

detox_de_otoño parte 3

Ejemplo de un día de detox otoñal

POR LA MAÑANA

  • Eliminar toxinas “nocturnas” : nada más levantarte, lávate los dientes y límpiate la lengua con el raspalenguas. Es buen momento para hacer la limpieza nasal.
  • Limpieza intestinal con lino: la idea es ingerir de 1 a 3 cucharadas de semillas de lino por día en ayunas durante las 3 semanas que dura el plan detox.

¿Por qué hacemos esto?
Pues porque la linaza nos permitirá limpiar completamente la mucosidad, los depósitos fecales y los parásitos, a la vez que mantiene la microflora intestinal intacta. También tiene efectos positivos en la regulación del metabolismo de los lípidos (grasas). Así que, además de aportar omega 3, la linaza molida absorbe y elimina las toxinas del cuerpo y reduce el colesterol en sangre.

¿Cómo lo preparo?
La noche anterior, poner en remojo una cucharada sopera rasa de semillas de lino en aproximadamente 1/2 vaso de agua.

semillas de lino

Por la mañana, triturar con una batidora potente y beber la mezcla inmediatamente. Se puedes añadir un poquito más de agua si quieres aligerar la consistencia.

harina linaza

Si puedes, te recomiendo que poco a poco vayas aumentando la cantidad de lino, hasta llegar a la tercera semana con 3 cucharadas soperas rasas en un vaso de agua.

  • Probióticos: ayer ya hablábamos de dos opciones respecto a los probióticos. Una con kefir, para los que toman lácteos y otra con suplementación de probióticos para los que no.

Hay que decir que el kefir es un lácteo muy suave, sobretodo si lo tomamos de oveja o de cabra, que es lo que recomendamos.

Pero ¿por qué es bueno el kefir?

  • Sus proteínas tienen mayor valor biológico y son más asimilables.
  • Los minerales y vitaminas se asimilan mejor que los de la leche, debido a la acidificación (produce sales minerales que facilitan la asimilación).
  • Puede ser más tolerado por los intolerantes a la lactosa y a la caseína.
  • Estimula nuestro sistema inmunitario.

Entonces, si te inclinas por la opción del kefir para el aporte de probióticos, toma después de la linaza aproximadamente medio vaso de kefir.

En el caso que decidas tomar los probióticos por suplementación (ayer te recomendé dos marcas de laboratorios naturales) lee el el prospecto y tómalos cuando te indique. Muchos recomiendan antes de las comidas, otros mejor antes de ir a dormir, pero depende de la formulación y del tipo de bichitos.
Para esta opción, después de la linaza puedes tomar un gran vaso de agua tibia con un poquito de zumo de limón, o, si sigues la Fase 3 de la Dieta que Cura un chorrito de vinagre de manzana sin pasteurizar.

  • El desayuno: Después de tomar la linaza y el kefir o el agua, espérate una media hora para desayunar.

Si decides hacer un semiayuno matutino, elige un zumo o batido verde. Puedes beberte también uno a media mañana, pero no tomaremos otro tipo de alimento hasta el mediodía.

Puedes descargarte este ebook con recetas de zumos y batidos clickando en la imagen siguiente:

bebidas que curan portada

Un inciso: si vas a tomar suplementos de vitamina C, recuerda que es mejor que lo hagas junto con algún alimento rico en agua. Por ejemplo, con el batido o zumo de la mañana o con el kefir.

Si eres de los que necesita comer algo más por las mañanas, toma fruta, toda la que quieras, a ser posible de una sola clase, esta opción también se consideraría bastante depurativa. Durante la mañana puedes tomar infusiones o té verde.

Si necesitas más consistencia en tu desayuno, también depende de la actividadd que realices, puedes tomar algún fruto seco, alguna tortita de arroz con paté vegetal, un pudding de chía… o cualquiera de las ideas que te propongo en el blog.

A LA HORA DE COMER

Elige cualquiera de los ingredientes que repasamos en el post de ayer (ver el cuadro de los alimentos). No has de quedarte con hambre, pero intenta ser moderado. Puedes inspirarte en alguna de las recetas del blog, ¿qué tal este modelo de menú otoñal? ¡No te olvides de incorporar siempre una gran ensalada en cada comida!

A MEDIA TARDE

Toma algo energético pero limpio y ligero: fruta, un batido verde, frutos secos, barritas de cereales o muesli (ecológicos, sin azúcar, a ser posible sin gluten…), etc.

POR LA NOCHE

Toma caldo depurativo (tienes la receta en la entrada de ayer) + una cena ligera a base de verduras. Mejor evitar aquí proteína (genera más residuos) o hidratos de carbono, que tardan más en digerirse. Evita a toda costa mezclar los dos en tus cenas (hidratos + proteína)

RECORDATORIO GENERAL

  • ¡No te olvides de hacer ejercicio en algún momento del día! Recuerda que puede ser intenso o moderado, pero la cuestión es moverse y llenarse de energía.
  • Favorece la expulsión de toxinas. Esto quiere decir que bebas mucha agua y añadas infusiones.
  • Descansa todo lo que necesites. Duerme más, si puedes.
  • Cuida tu entorno emocional y psicológico. Lo explicábamos en el primer post del detox.
  • Si sientes que algo no va bien, ten criterio suficiente para interrumpir el detox o bajar la intensidad.

Algunas preguntas frecuentes

¿Es normal tener dolor de cabeza durante la depuración?
Sí, es normal, sobretodo si haces monodieta. Esto ocurre gracias a la cantidad de toxina que esta siendo movilizada, por esto es muy importante la correcta evacuación así como el sudor.

También es posible que sea un síntoma del “mono de cafeína”. Si tomas café a diario ¡es el síndrome de abstinencia! Bebe té verde con limón o cualquier tisana depurativa.

Hipoglucemia o Hipotensión: si tienes tendencia a tener bajones de azúcar o la tensión muy baja es importante que comas regularmente. Para la tensión baja, toma caldo vegetal con algas, agua de mar… Para el bajón de azúcar, ¡nada de caramelos o bollería!Una pieza de fruta, una zanahoria, zumo verde, dátiles, pasas…

¿Es normal que aparezcan granitos, llagas o pupas en la boca?
Sí, es normal, sobretodo tienes muchas toxinas que sacar. Vigila porque a veces las llagas o los herpes son avisos de un sistema inmune debilitado. Aquí de nuevo, me refiero a personas que tienen alguna patología que afecte a su inmunidad.

¿Es normal que quiera dormir más o me sienta más cansado?
Sí, totalmente normal. Escucha el ritmo que te pide el cuerpo. Y si puedes, mímate un poco más durante el detox y añade un par de horas de sueño extra. Te sentarán de lujo.

Si tu actividad diaria es muy intensa, te recomiendo que, en el caso de que quieras hacer monodieta, intentes hacerla en días en los que estés más tranquilo (fin de semana, por ejemplo).

¿Cómo se sale del detox?
Igual que has entrado. Aunque ya no tomemos semillas de lino o probióticos, cuidarás tu dieta durante unos 3 días, evitando los alimentos que enumeramos en el post anterior, en el apartado de preparación para el detox. Poco a poco vuelve a tu rutina alimenticia diaria, en el caso de que tu dieta sea limpia y energética. Si tu dieta era un poco más “desastrosa”, al haber hecho el detox habrás incorporado nuevos hábitos que te van a ayudar a cambiar un poco tu rutina en cuanto a la alimentación. Pero, si te has dejado caer por Comida que Cura, seguramente tu dieta ya se encamine hacia unos hábitos saludables, así que la salida del detox será más natural.

¿Por qué sabes todo esto?
Pues no es que yo solita me haya inventado este detox. Tengo la suerte de estudiar con personas sabias y apasionadas por su trabajo. Ellas me están enseñando cómo cuidarme por dentro y por fuera. Este detox es una recopilación de las enseñanzas de todas esas personas, a quienes estoy muy agradecida. Otra parte de este detox la he confirgurado gracias a mi experiencia personal. Aprovecho para comentar algo que a veces he tenido tentaciones de compartir… esto de la Comida que Cura funciona con el binomio prueba-error. Yo pruebo muchas cosas que no funcionan o salen mal… ¡cuántas recetas “chuchurridas” he comido! O cuántas pruebas sobre mí que no me han sentado del todo bien: ayunos inoportunos, combinaciones de alimentos no muy afortunadas para mi intestino… Cosas de las que al final te acabas riendo y acabas aprendiendo de ellas.

Como siempre digo, cada persona es distinta. Incluso cada persona, en diferentes etapas de su vida, es diferente. Sigue también tu intuición y haz el detox con cabeza. Yo te doy las pautas generales pero, por desgracia, no puedo estar contigo para acompañarte durante la depuración. Así que mejor que vayas poco a poco, incorporando pautas que hasta ahora eran desconocidas de forma paulatina.

En resumen…
Siguiendo este modelo durante 3 semanas tu organismo se regenerará y brillará. Aunque no podamos ver cómo de bien y limpio se ha quedado nuestro cuerpo por dentro, por fuera será muy evidente que algo ha cambiado: tu piel, tu pelo, tu estado de ánimo, tu energía… Ese es el reflejo del estado interno del cuerpo. Prepárate para tener mucha más vitalidad y, sin embargo, sentirte más tranquilo, más equilibrado, de igual manera descansarás mejor y rendirás más a nivel intelectual. ¿Tentador verdad?

¡Os deseo muy buen detox a todos! Y muy buena entrada en el momento del año más frío e introspectivo.

Os invito a compartir vuestra experiencia e inquietudes. Como siempre, haré lo que esté en mis manos para ayudaros y despejar dudas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Recibe todas las novedades de Comida Que Cura* Por suscribirte, recibirás mi ebook gratuito con recetas de zumos verdes y batidos saludables.
¡Toma las riendas de tu salud!
*No suelo mandar muchos correos, así que sólo recibirás noticias mías de vez en cuando ;)