Preparando la Castanyada ¡Panellets saludables!

Aunque he de confesar que estoy un poco desilusionada con el cambio de hora (no me gusta nada), me reconfortan días otoñales como el 1 de Noviembre, lo que para mi, de toda la vida, ha sido ¡La Castanyada! En Barcelona ya se siente el viento fresquito y, a veces, cuando menos te lo esperas, ese viento trae aromas de Otoño, el de la castañera, asando sus castañas y boniatos. Entonces, es cuando es oficial, queda inaugurada la temporada invernal, para bien o para mal, winter is coming.

halloween-saludable

Algunos tenéis ya el chip de que el 1 de Noviembre es la celebración de Halloween. Pero aquí, una servidora ya tiene una edad y hace unos cuantos años (no especificaré cuantos) lo de Halloween era algo que se veía en la tele, una costumbre “yanky” que sentíamos muy ajena a nosotros. Lo que es la vida, ¿no? Halloween le hace sombra a la fiesta de Todos los Santos…¿Será la globalización? ¿Será otra estrategia para consumir más? Sea lo que sea yo me quedo con lo que celebramos en Cataluña, que es la Castanyada de toda la vida. Comemos castañas y boniatos asados, como es costumbre también en otros lugares, pero la gracia aquí son los panellets. Unos pastelitos tradicionalmente hechos de patata, harina de almendra y toneladas de azúcar blanco. Peeeero… como a los que nos asomamos por aquí nos gusta la comida que cura y no queremos renunciar a tradiciones tan estupendas como esta, pues vamos a preparar nuestra versión saludable de los panellets de siempre.

panellets_castanyada

Es fácil y rápido, la clave está en planificar y ser un poco apañado. Pero de eso vamos más que sobrados, ¿verdad?

Prepararemos 4 variedades diferentes: reinterpretaremos recetas tradicionales y haremos de las nuestras creando versiones crudiveganas y usando ingredientes que nos aportan un extra de salud.

Antes de empezar, una recomendación general para todas las recetas: asa el boniato y la calabaza el día anterior para poder manipularlos fácilmente cuando prepares tus panellets. La textura no es la misma en caliente que en frío y después de reposar unas horas.
Entonces: en el horno, asa un boniato grande o dos pequeños y 1/4 de calabaza, si es pequeña, utiliza media. Las medidas de las recetas dan para los panellets que tenéis en las fotos.

Otro apunte, cuando hablo en las recetas de harina de almendra, me refiero a la almendra molida. Si nos ponemos estrictos, lo ideal sería que tú mismo hicieras la harina de almendra, en este caso, deberías secar la pulpa resultante de hacer leche de almendras. Si puedes hacerlo así es perfecto. Si no puedes, cómprala ya hecha. Existen marcas ecológicas que la comercializan y es una buena alternativa si no tienes tiempo de deshidratar tu propia harina.

VERSIONES TRADICIONALES

Panellets de “chocolate”

INGREDIENTES
1 boniato grande o 2 pequeños
1/2 taza de harina de algarroba
1/4 de taza de cacao crudo en polvo
1/2 c.p. de vainilla en polvo
1 pizca de sal
Semillas de sésamo para decorar

healthy_haloween

PREPARACIÓN
Como el boniato lo habrás asado el día antes, será muy fácil manipularlo. Sólo tienes que pelarlo tirando un poco de la piel. Añádelo a un bol junto con el resto de ingredientes. Aplasta bien el boniato e integra con el resto de ingredientes con ayuda de un pisa patatas.

panellets_saludables_1
Mójate un poquito las manos y haz bolitas del tamaño de una trufa. Aplánalas un poco y reboza la parte superior con un poco de sésamo.

panellets

Panellets de piñones
Un clásico y el preferido de muchos (¡el mío también!).

INGREDIENTES
1/4 de calabaza (yo usé tipo “butternut” y quedó muy bien)
1 taza de harina de almendra molida
1/4 de taza de azúcar de coco o panela ecológica
1 pizca de sal
Piñones para rebozar

PREPARACIÓN
Saca la pulpa de la calabaza tal y como he hecho yo en la foto.

panellets_1Mezcla con el resto de ingredientes menos con los piñones y, como en la receta anterior, usa un pisa patatas para aplastar e integrar los ingredientes.

panellets_3
Forma bolitas y reboza con los piñones.

panellets_saludables
Mete en el horno hasta que los piñones se doren. Ten mucho cuidado porque el cambio de piñones blancos a piñones chamuscados puede ser cosa de pocos segundos.

VERSIONES CRUDIVEGANAS

Panellets de coco

INGREDIENTES
1 taza de pulpa de zanahoria (restos de hacer zumo)
1 taza de coco rallado
1/4 de taza de dátiles
1/4 de taza de pasas
2 c.s. de aceite de coco
1 pizca de sal
coco rallado para rebozar

PREPARACIÓN
Un par de horas antes, pon en remojo los dátiles y las pasas.
Con una procesadora de alimentos, mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta que no se pegue demasiado en las manos.

panellets_comida_que_cura
Tradicionalmente, los panellets de coco tienen forma de seta, (será un homenaje al Otoño…) Con paciencia, dale forma de seta a tus panellets, si ves que la masa no queda compacta, añade más coco y muy, muy poquito aceite de coco. Piensa que al enfriarse cogerán mucho más cuerpo.
Reboza la parte superior de tu “seta” con un poco de coco. Guarda en la nevera al menos durante una hora antes de consumirlos.

castañada_saludable

Panellets de té matcha y almendra
Este me lo he sacado un poco de la manga… basándome en la versión del panellet almendrado, le he añadido un toque “Comida que Cura”, el té matcha. ¿Sabías que es súper antioxidante? Además ¡es delicioso!

INGREDIENTES
2 tazas de harina de almendra
1 c.p. de té matcha puro en polvo (el que se usa para cocinar)
1/4 de taza de dátiles
1/4 de taza de pasas
2 c.s. de aceite de coco
1 pizca de sal
Almendras fileteadas para rebozar

healthy_treat

PREPARACIÓN
Un par de horas antes, pon en remojo los dátiles y las pasas.
Mezcla todos los ingredientes y con las manos húmedas forma tronquitos. Rebózalos en la almendra y mételos en la nevera al menos durante 1 hora antes de comerlos.

Como ves, esto de preparar la Castanyada que Cura no es nada laborioso. Nada que ver con la versión tradicional. 😉 Nuestros panellets están riquísmos y no tienen nada que envidiarles a los de toda la vida, son mucho más ligeros y saludables. Con estas recetas queda demostrado que la Comida que Cura también incorpora algún caprichillo… pero siempre pensando en el impacto sobre el organismo, su efecto energético y emocional… Algo más complejo, pero, a la vez, más afín a nuestra naturaleza.

¡Espero que os animéis a hacerlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *