El desayuno que te mereces

¡Porque sí! ¡Porque te lo mereces! ¡A veces hay que darse un homenaje! Y los homensajes pueden coger muchas formas, incluso la de bol saludable.

healthy bol de platano

La receta de hoy es algo sin complicaciones, perfecto para una mañana de domingo, sin prisas, para recrearte en no hacer demasiadas cosas o hacer lo que te gusta, para saborear este desayuno cremoso y crujiente a la vez. Sólo necesitas tres ingredientes, pero el resultado… créeme, vale la pena.

Además es una opción de “fondo de cocina”, quiero decir que la receta base la puedes usar una y otra vez y darle una personalidad distinta con los toppings que le añadas.

Nutricionalmente, los plátanos nos aportan mucha energía: son ricos en carbohidratos y fibras, con lo cual, los azúcares que contienen se incorporan lentamente al torrente sanguíneo, generando una energía estable y sensación de saciedad por más tiempo. Aunque es una fruta considerada calórica, no compares este desayuno con lo que sería comer un bollo o un bocadillo. A veces, perdemos un poco la realidad de vista. Además, el plátano nos aporta minerales como el potasio, magnesio, zinc… y vitaminas como la A, la C y algunas del grupo B.

Respecto al otro ingrediente estrella de hoy… ¿Sabías que el cacahuete es una legumbre? Aunque nutricionalmente se acerca más a los frutos secos. La crema de cacahuete nos aporta grasas de buena calidad, además de fósforo y otros minerales y vitaminas en más pequeña escala.

Para “decorar” te recomiedo que uses frutas, cereales, semillas o superfoods, de esta manera tu desayuno se convertirá en un desayuno de campeones ¡No habrá quién te pare!

¿Te animas?

Igredientes
2 plátanos
1 c.s. de crema de cacahuete
1 chorrito de leche vegetal (almendras, arroz, avena…)
Toppings al gusto

Preparación
En el vaso de la batidora (tipo americana, como la Vitamix) mezcla los plátanos, la crema de cacahuete y un chorrito de leche vegetal, mejor que te quedes corto con la leche y vayas añadiendo poco a poco más hasta conseguir la textura deseada. La consistencia ha de ser, para que tengas una referencia, como la de un yogur batido.

Decora con lo que quieras. Algunas sugerencias: coco rallado, bajas de goji, crudi-muesli, frutos secos, nibs de cacao, semillas de cáñamo, un poquito de maca, fruta fresca…

¡Ya está! ¡A disfrutarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *