Aliño de piña antiinflamatorio

Vamos con una receta “express”. Un aliño para tus ensaladas que tiene como ingrediente base la piña.

Salsa piña anitinflamatoria

Quizás te preguntarás ¿pero no hay que tomar la fruta fuera de las comidas? La respuesta es sí. Aunque siempre hay un “pero”… Para empezar, depende de con qué la combines, las hojas verdes van con todo, así que no hay problema si las combinas con fruta. Luego existen diferentes tipos de frutas, para no entrar en detalles, sólo recuerda esto: la manzana y la pera son bastante neutras y pueden combinarse de vez en cuando con otros alimentos. La papaya y la piña son especiales, contienen enzimas que favorecen la digestión del resto de alimentos con que se ingieren. Lo ideal sería tomarlas una media hora antes de comer para que las enzimas empiecen a funcionar. Pero no pasa nada si, alguna vez, como hoy, las usas en tus comidas.

Ya que esta receta va de piña, te cuento un poco más sobre ella. Lo interesante de esta fruta es la bromelina, una enzima digestiva que ayuda a descomponer las proteínas durante el proceso digestivo, favoreciendo así la asimilación de los aminoácidos que las componen. Además, la piña tiene propiedades antiinflamatorias (¡muy recomendable para la Artritis Reumatoide!), anticoagulantes y ayuda en casos de retención de líquidos.

Además de todos estos beneficios, este aliño le da un giro a la ensalada. Convierte un plato más bien soso en uno con personalidad y atractivo. Y como es sólo triturar y degustar, seguro que lo vas a hacer más d euna vez.

¿Te animas?

piña_2

Ingredientes
1 taza de piña cortada en cubitos
1/2 cebolla tierna
1 c.p. miso
1/4 taza agua de mar (o un poquito de sal y agua para hacer más ligera la salsa)
Un poco de perejil fresco

Preparación
En un procesador de cocina tritura todos los ingredeintes. No importa que no quede triturado del todo, de hecho, tiene más “encanto” si quedan trocitos, pero puedes ajustar la consistencia a tu gusto.
Añade la salsita a una ensalada, preferiblemente de hojas verdes. Algunas ideas: lechuga, rucula, escarola, endivias, diente de león, col, apio, germinados, algas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *