Kimchi, la salud en conserva

El Kimchi es originario de Corea y, además de estar delicioso, es un producto redondo: nutritivo, depurativo, probiótico ¡y fácil de preparar!
En mi humilde opinión, debería considerarse un “superfood”. Tiene tal concentración de nutrientes importantes para nuestra salud, que deberíamos consumir un poquito de kimchi cada día.

Entre sus muchas virtudes, destacamos:

1. Pre y probiótico:
la fibra proveniente de las verduras prepara el intestino para que los probióticos lo limpien de “bichitos” peligrosos y aumenten la cantidad de los que nos protegen. Tu flora intestinal estará bien frondosa y tu intestino será menos permeable, de esta manera, no sólo absorberemos mejor todos los nutrientes, sino que fortaleceremos nuestro sistema inmune. Por eso, te recomiendo el Kimchi si tienes Artritis Reumatoide u otra autoinmune.

2. Nutritivo:
al no cocinar las verduras, los nutrientes de sus ingredientes quedan intactos. Nos aporta calcio, hierro y vitaminas como la C, la E, la A, la B1 y la B2.

3. Depurativo:
el kimchi es muy bajo en calorías, pero además te ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, como el “colesterol malo”. Además es muy antioxidante y también se dice que es anti-tumoral.

4. Digestivo:
aunque las verduras estén crudas, en realidad están “predigeridas” gracias al proceso de los probióticos. Tomar un poquito de kimchi antes de comer facilita el proceso digestivo y nos pone un poquito más contentos! =)

image16

Vamos a prepararlo! Ten en cuenta que el kimchi es muy, muy versátil, puedes poner prácticamente todas las verduras que encuentres en tu nevera. Por ejemplo: pimiento, escarola, pepino, calabacín, calabaza, ajo, chirivía, perejil …

Ingredientes y utensilios
1/2 col redonda o col china
3 zanahorias grandes
1 colinabo
1 remolacha
1 nabo daikon
1 trocito de jengibre
1 manzana
1 cebolla (fresca o seca)
1 rama de apio con sus hojas
1 bote de cristal de un par de litros de capacidad o varios botes más pequeños.

ingredientes_kimchi

Ingredientes para el aliño
Te recomiendo que lo pruebes y ajustes los ingredientes. El sabor tiene que ser intenso pero “soportable”. Si no tienes AR puedes añadir también zumo de limón.

1/2 vaso de vinagre de manzana sin pasteurizar
1/4 vaso de sirope de agave o miel
1 cucharada sopera de cúrcuma
1/2 cucharada sopera de curry picante
1/2 cucharada sopera de chili en copos
1/2 cucharada sopera de comino
2 cápsulas de probióticos lactobacillus (si no tienes, no pasa nada)

ingredientes_aliño

Preparación
Lava y corta la col bien pequeñita, como tienes en la foto. También corta pequeño el apio.

col_cortada

Ralla el resto de ingredientes. Yo lo hice con un robot de cocina que tiene varias cuchillas: para rallar, hacer lonchas finas, etc. Utilicé el accesorio que ralla más grueso. Pero si no tienes, puedes hacerlo a mano. Todo tiene que quedar muy pequeñito. Ah! y no vale triturarlo con la cuchilla normal, porque te quedará una textura muy rara…

ingredientes_cortados

Para hacer el aliño, mezcla todos los ingredientes en un bote de cristal. Recuerda que hay que abrir las cápsulas y echar el polvito, no las pongas enteras! Agita bien el bote y, si necesitas, añade un poco de agua.

alino_kimchi

Mezcla todas la verduras cortadas en un bol, para que se repartan bien. Reserva.bol_kimchi

Esteriliza el bote de cristal llenándolo con agua hirviendo

mason_jar

Desecha el agua y mete las verduritas, apretando bien. Añade ahora el aliño y acaba de rellenar el bote con agua hasta arriba. bote_kimchiGuarda el bote en un armario de la cocina o en algún lugar oscuro y con temperatura cálida y estable. Después de unos 3-4 días ¡el kimchi está listo! Guárdalo en la nevera.

5 thoughts on “Kimchi, la salud en conserva

  1. Hola Laia, podríem fer servir només les verdures i la sal. El resultat i motiu és el mateix que pel vinagre. Així, molt ràpidament t’explico això: la sal i el vinagre, encara que tenen PH diferents, inhibeixen la proliferació d’algunes bactèries però no de les responsables de la fermentació (probiòtics, lactobacillus), així que d’una banda ens protegeixen d’intoxicacions i, de l’altra, ens proporcionen els beneficis dels probiòtics. Fins on jo conec, és més una qüestió de paladar i de tenir més possibilitats a l’hora de fer fermentats. Però el sauerkraut clàssic és col i sal i és perfecte, per si vols fer una cosa més senzilla.
    Espero haver-te ajudat!
    =)

  2. Perfecte! llavors poses vinagre de poma enlloc de sal. I suposo que aquest fet també evitaria l’entrada del bacteri que provoca el botulisme? merci!

  3. La cosa és que hem d’afegir sal o vinagre suficient per a aconseguir un PH baix en què es produeixi fermentació però que no deixa a altres bacteris reproduir-se. Per això hem de comprovar que les nostres conserves estan ben fetes: que no fa una olor estraña o que no hi ha residus o capes de color i textura estranaya i, sobretot, és millor “passar-se” una mica de fortor que quedar-se curta, jo preferiria afegir més sal o vinagre i si has de rentar una mica després amb aigua per rebaixar el gust salat o àcid, no passa res. Al botulisme, crec que els bacteris necessiten uns quants dies per reproduir-se, perque en algunes conserves el PH s’estabilitza després d’un temps, però això depen de quins aliments estan en conserva… I el kimchi està molt poquet temps fermentant i després ja va a la nevera, que allà no hi ha tant de problema. Però no he arribat tant profund! Tinc la sensació que en aquest tema tu estàs més preparada que jo. =) Potser m’ajudes a fer un millor (i més segur) kimchi?

  4. Ok. Pel que he esbrinat, el procés de fermentar verdures (tipu Kimchi) genera àcid làctic i aquest no deixa desenvolupar les bacteries que causen el botulisme. A més, aquest àcid és el causant d’aquests fermentats i és el que els fa sans sobretot per la salut intestinal. Crec que va por ahi la cosa… que ja és el que dius tu.
    😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *