Condimento Omega 3-6

Hoy te traigo un truco para incorporar más Omega 3 y 6 a tu vida. Y si aun no tienes claro si las necesitas o no, quizás esto te ayude a decidir. Cuando hagas esta receta, prepara una buena cantidad y conserva el frasco en la nevera. Usa este condimento en ensaladas, sopas, espaguetis crudos y, en realidad, en donde tú quieras!

Cuando queremos tratar cualquier patología crónica inflamatoria con alimentación, los ácidos Omega han de estar en el top 5 de tu dieta. A veces es difícil incorporarlos al día a día, y cuando lo conseguimos, corremos el riesgo de no estar aprovechándolos, ya que son muy sensibles y se pierden con facilidad. Por ejemplo, el salmón ahumado que compras en el supermercado no tiene nada de Omega 3 (y sí de muchas otras cosas que no son buenas para el organismo). Si consumes pescado azul cómelo estilo japonés o muy poco cocinado. Lo mismo pasa con los aceites, el de lino es muy rico en Omega 3, pero las semillas de lino o linaza se ponen rancias en seguida. Tanto si compras aceite como la semilla en sí, consérvalos en la nevera y, en el caso del aceite, en una botella de cristal opaco que no deje pasar la luz. Todo esto es un poco rollo al principio, pero te acostumbrarás muy rápido, ya verás.

condimento_omega_3_6Bien, vamos a empezar!

Ingredientes básicos
1 cucharada sopera de semillas de lino marrón
1 cucharada sopera de semillas de lino dorado
1 cucharada sopera de semillas de cáñamo
1 cucharada sopera de semillas de chía
1 cucharada sopera de semillas de sésamo (activado y deshidratado)
1 cucharada sopera de semillas de girasol (activadas y deshidratadas)
1 cucharada sopera de semillas de calabaza (activadas y deshidratadas)

Ingredientes para crear condimentos diferentes
Añade hierbas aromáticas secas: orégano, albahaca, hierbas provenzales, eneldo…
Añade levadura nutricional
Añade pimentón de la vera
Añade sal y pimienta
Añade lo que se te ocurra (sé creativo!)

Herramientas
Un suribachi o surikogi ¿Que qué es esto del suribachi? Pues es esta maravilla que tienes en la foto. Es un mortero japonés que usa mucho en la cocina macrobiótica para preparar gomasio. Lo interesante es que tiene unas ranuritas que ayudan a que las semillas se rompan y queden bien trituradas, bien finitas. Si no lo hiciéramos así y preparásemos el condimento con las semillas enteras, no aprovecharíamos tanto sus propiedades. Al ser muy fibrosas, es posible que no las podamos digerir del todo y las expulsaríamos a través de las heces sin haber aprovechado todo lo que nos pueden dar. Sin embargo, esta cualidad de la fibra indigerible de las semillas es muy útil si quieres tratar el estreñimiento.

suribachiPreparación

En el suribachi añade poco a poco las semillas. Aunque en las fotos están mezcladas, te recomiendo que no lo hagas, es más fácil y más rápido. Pon poca cantidad cada vez y ten paciencia. El proceso de triturar las semillas es laborioso pero, a la vez, es algo muy bonito, tómate ese tiempo para practicar la conciencia plena, lo que también se llama mindfulness. Cuando lo tengas todo bien triturado, mézclalo en un bote de crisal y reserva en la nevera.

image4-1

suribachiEs importante que no hagas trampa, usa el suribachi, no tritures las semillas con un aparato eléctrico, eso haría que el omega 3 se perdiera y, con él, las propiedades antiinflamatorias de tu condimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *